La ciudad como protagonista en Diana cazadora

BOGOTA4

Las calles de Bogotá forman parte del protagonismo que marca la historia de Diana cazadora y que sirven de complemento al triángulo de afectos entre Diana (dinero), Alejandro (amor) y Fernando (hermandad). Son el escenario en donde transcurren experiencias diversas y cotidianas y al mismo tiempo sutiles y con un aire de elegancia, que imprimen un matiz literario a aspectos del día a día con los que el autor nos muestra una ciudad aislada, que no asume el escenario de la Guerra de los Mil Días. Una narración de hechos sin mucha importancia pero que presenta un cierto aire bohemio y grandilocuente.

Son aspectos comunes que el autor nos enseña de una manera elegante y un tanto lírica: el idilio frustrado de dos gatos sobre un tejado, la interacción de las estatuas con el entorno, el accidente de un tranvía que momentáneamente paraliza una ciudad… situaciones que complementan la historia principal y aportan vitalidad a los escenarios.

La ciudad nos invita a un alejamiento de los sucesos principales y nos ayuda a contrastar con las historias centrales creando historias paralelas que dan vida a Bogotá, ciudad que servirá de telón para mostrar dos sucesos contrapuestos: la decadencia de Fernando y la algarabía de vivas a la guerra, que imprime un fuerte contraste entre las historias personales y el entorno.

Las músicas vibrantes, los gritos de una multitud alquilada y las voces estridentes de los cohetes, formaban ondas sonoras que, impregnadas de olores de pólvora, bajaban de la plaza, y en tropel salvaje se metían al aposento, lleno de quietud y de tristezas.

El gobierno celebraba un triunfo de sus armas. Era una fiesta de la burocracia en honor de las victorias de la muerte y su estruendo perturbaba a la misma muerte en su taller fúnebre, en el momento de poner a un cadáver los últimos toques de sombra.

La calle servirá de enlace entre las historias principales y los relatos diarios del bogotano pero al mismo tiempo será el compañero de Fernando en todas sus desventuras; una ciudad que al principio se muestra tímida al compás de unas campanadas pero que al final se hará sentir con los gritos y vivas del triunfo de una guerra. El escenario callejero nos enseña la caída en desgracia del protagonista y la celebración de una ciudad por la culminación de la guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s